Información adicional de la Garantía DTP

Información adicional de nuestra Garantía

DISEÑO Y TRANSFORMACIÓN DEL POLIÉSTER, S.L.

(En adelante D.T.P) garantiza el producto fabricado objeto de esta garantía frente a contingencias y en el tiempo que se detalla:

Diez años de garantía para todas nuestras piscinas de poliéster y fibra de vidrio, desde la fecha de compra según factura, sobre la estanqueidad del vaso, siempre y cuando la instalación sea correcta y bajo los parámetros de instalación del manual de instalación de DTP.

Tres años de garantía frente a daños estéticos por vicios ocultos imputables a la fabricación desde la fecha de compra según factura.

Tres años de garantía desde la fecha de compra según factura en el montaje de la piscina y los accesorios de la misma (incluyendo el equipo depurador). La garantía especificada en este punto es responsabilidad del instalador de la piscina.

La garantía se prestará en los términos del Título IV del RDL 1/2007, de 16 de noviembre, texto refundido de la Ley General para la defensa de los consumidores.

Las piezas de accesorios de desgaste como por ejemplo las sondas de PH, no tienen garantía, los recambios correrán a cargo del cliente.

La efectividad y validez de la garantía viene supeditada a la observancia y cumplimiento de las instrucciones de mantenimiento y consejos que indica D.T.P. a continuación:

El producto no puede ser modificado de su estado original, advertida o inadvertidamente por el cliente final o por cualquiera de las personas a su cargo así como animales domésticos o salvajes o desastres naturales.

En cualquiera de estos casos la garantía no se hará efectiva.

La elección de la ubicación de la piscina corresponde al comprador, de manera que la compañía fabricante no se hará cargo de desperfectos causados por vicios ocultos del terreno, como corrimientos de tierras o empujes laterales, quedando de su responsabilidad la realización de un estudio geotécnico del terreno.

Es obligatorio para la validez de esta garantía, que la piscina tenga instalado el tubo testigo.

Será obligatorio verificar el tubo testigo antes de proceder al vaciado de la piscina, para comprobar que no existe agua en la excavación. Si existiera agua, habría que extraerla siempre antes del vaciado de la piscina.

El deterioro de la piscina por maltrato o desidia del comprador, generará la total anulación de esta garantía.

La sociedad fabricante no se hará cargo de daños producidos en la piscina o en la caseta por la instalación de equipos y accesorios montados para la climatización y desinfección de la piscina.

No se deben usar elementos de desinfección cuando la piscina tenga la lámina de agua cubierta y no permita evaporación (Lona solar o cobertor de invierno).

Todas las instalaciones tienen que llevar toma de tierra (en terrenos rurales además se aconseja un modulador de corriente), puesto que no es posible asegurar una estabilidad de corriente eléctrica.

Los productos dañados por picos de tensión no estarán incluidos en la garantía.
No se pueden usar bombas de calor, puesto que a más de 28ºC durante un tiempo prolongado en conjunto con el uso de productos químicos se daña directamente la superficie de la piscina.

TRATAMIENTO FÍSICO-QUÍMICO DEL AGUA

Para el llenado de la piscina se aconseja un estudio previo del agua, para analizar el contenido en metales así como la dureza del agua.

Para la adición de cualquier producto químico sólido, nunca se debe añadir directamente sobre la piscina, siempre se hará sobre un dispositivo flotante, que no toque ni las paredes ni el fondo.

Cualquier producto que se use para tratar el agua, tiene que ser libre de metales (ej. Sulfato de cobre) y compatible siempre con piscinas de poliéster.

MANTENIMIENTO DE LA PISCINA

La primera puesta en marcha de la piscina se realizará por parte de un operario de la empresa instaladora, donde se explicará el manejo y funcionamiento de cada uno de los accesorios de la piscina y se aportará un dosier explicativo.

A partir de este momento el cliente será el único responsable del cuidado y manipulación de la misma que deberá hacerlo siempre y sin excepción según las indicaciones de los operarios de la empresa D.T.P, S.L.

El valor de PH óptimo de la piscina está entre 7,0 y 7,2; el cloro para una piscina privada deber estar entre 0,5 y 1,0 ppm, en función del uso. Estos niveles deben ser controlados semanalmente.

Es fundamental la supervisión y el conocimiento constante del estado del agua, de lo contrario se pueden producir daños estéticos, ampollados de la capa superficial, decoloraciones etc.

La piscina debe permanecer siempre llena de agua, para que las presiones internas y externas estén equilibradas y que en el caso de existir agua bajo la piscina (nivel freático), esta no se levante. Para el vaciado de la piscina se reitera la necesidad de observar el tubo testigo.

PUNTUALIZACIONES

De surgir algún problema con el montaje y/o defectos de origen, le rogamos que lea detenidamente todos y cada uno de los puntos aquí indicados y proceda inmediatamente a dar aviso de la incidencia llamando al teléfono de atención al cliente 918 171 818 o escribiendo un correo electrónico a la siguiente dirección info@piscinasdtp.com; en ambos casos se les pedirá toda la información concerniente a la piscina, que de no ser aportada, los avisos serán tratados como si estuvieran fuera de garantía.

Durante el periodo de vigencia de esta garantía, el comprador tendrá derecho a la reparación gratuita de los desperfectos cubiertos por la misma.

Dado que para las reparaciones, es necesario el vaciado previo de la piscina, la sociedad fabricante no se hará responsable de los gastos consecuentes al vaciado de la piscina (agua, productos químicos, etc.).

Además en el caso de que sea necesario picar o quitar solado u otro tipo de obra que haya sido realizada por el cliente, D.T.P no se hará responsable de volver a restituirlo.

La reparación se realizará a la mayor brevedad posible, desde el momento de la verificación de todos los datos del cliente y comprobada la trazabilidad de producto, DTP se pondrá en contacto para darle una rápida solución.

Reiteramos la necesidad sobre el conocimiento del agua con la que se rellenará la piscina. Es indispensable conocer los valores de dureza del agua o la existencia de metales, así como otras especies orgánicas que contaminen el agua que pueden dañar gravemente la superficie de la piscina. Por tanto se aconseja un análisis previo de la misma, para saber los posibles tratamientos físico-químicos que necesitaría.
La atención de avisos considerados no urgentes, será retrasada hasta después de la temporada estival.

LIMPIEZA

Se recomienda el vaciado de la piscina cada dos o tres años.

Cuando la calidad del agua sea adecuada y cumpla con unos parámetros de alcalinidad, entre otros, adecuados, no será necesario el uso de productos químicos agresivos para la limpieza de la piscina, se podrá usar un detergente suave y agua.

En el caso de que empiecen a observarse precipitados blancos sobre la superficie de la piscina, esto indica que el agua no tiene la calidad adecuada y tendrá por tanto que tratarla. Para lo cual recomendamos que se pongan en contacto con nosotros y les recomendaremos un producto anti-calcáreo y desincrustante (importante que sea compatible para piscinas de poliéster).